Retinopatía Diabética (RD)

Publicado por: Ignacio Rouzaut S.L. Categoría: Ayuda Baja Visión Fecha: Comentarios: 0 Hit: 120

La Diabetes MellituS (DM) engloba a un grupo de enfermedades del metabolismo, su característica principal es la elevación de la glucosa en sangre (Hiperglucemia).

La Diabetes MellituS (DM) engloba a un grupo de enfermedades del metabolismo, su característica principal es la elevación de la glucosa en sangre (Hiperglucemia).

La Diabetes afecta a diferentes órganos del cuerpo (ojos, corazón, riñones, etc....). La afectación de la vista por la diabetes es especialmente grave cuando ocurre en la retina (Retinopatía Diabética).

Se calcula que entre el 6 y el 10% de la población tiene Diabetes Mellitus, y de todos ellos el 60% tendrá afectada la retina cuando lleven más de 20 años desde que fueron diagnosticados.

La Retinopatía Diabética se clasifica en función de la gravedad que presente:

  • Sin Retinopatía deabética aparente,
  • Retinopatía diabétiva leve,
  • Retinopatía diabética moderada,
  • Retinopatía diabética severa,
  • Retinopatía diabética proliferativa, la forma más grave.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica y como tal debemos tratarla día a día durante años.

Es fundamental el control de las cifras de glucosa (azúcar en sangre) manteniendo la Hemoglobina glicosilada (Hg A1) cercana a 7 mg/dl.

Es esencial mantener controlada la tensión arterial en valores de 140/80 y los niveles de colesterol y triglicéridos.

Es, por tanto, fundamental que el paciente controle su situación general y llegado el momento se someta a los tratamientos oftalmológicos prescritos:

  • Láser Argón: el tratamiento con Láser pretende frenar la progresión de la enfermedad cuando la situación ya es mala. (retinopatía proliferativa).
  • Las inyecciones en el ojo con medicamentos: (antiangiogénicos y corticoides). Buscan disminuir la inflamación: el edema macular diabético. Hay que recordar que las inyecciones generalmente serán administradas periódicamente, pues la  diabetes es una enfermedad crónica.
  • El tratamiento quirúrgico (vitrectomía): Se suele reservar para las situaciones más graves como la hemorragia vítrea y el desprendimiento traccional.

Comments

Leave your comment