Glaucoma

Publicado por: Ignacio Rouzaut S.L. Categoría: Ayuda Baja Visión Fecha: Comentarios: 0 Hit: 93

En el glaucoma se engloban un grupo de enfermedades que provocan daño progresivo en el nervio óptico. Esta neuropatía degenerativa de dichas fibras se agrava con el tiempo, el campo visual va disminuyendo hasta desaparecer, si no es tratado, acaba en ceguera irreversible.

Generalmente su causa está relacionada con la dificultad para evacuar el humor acuoso con normalidad, se produce un incremento en la presión intraocular y un daño en el nervio óptico.

Existen ocasiones en que la lesión neuronal se produce con tensiones oculares dentro de la "normalidad", en otras ocasiones se asocia a tensión arterial baja y a enfermedades vasculares.

Es necesario tener muy presente dos características de cara al tratamiento:

Es una enfermedad asintomática hasta fases avanzadas y produce una ceguera irreversible. La visión perdida por glaucoma no se recupera.

Solo en un ataque de glaucoma agudo se aprecia sintomatología clara: dolor intenso, enrojecimiento, visión borrosa, nauseas y vómitos...

Presentan mayor riesgo de padecer glaucoma:

Personas mayores de 60 años.

Familiares directos de glaucomatosos.

Los miopes elevados.

Personas con tratamiento crónico con corticoides, diabetes mellitus y otras patologías vasculares.

El único factor conocido de riesgo contra el que se puede luchar es el de la presión intraocular, podemos bajarla en la mayoría de casos con el uso de fármacos, generalmente colirios, con una efectividad muy alta.

Otros tratamientos efectivos son el láser (trabeculoplastia) o la cirugía (trabeculectomia, esclectomia no perforante, válvulas).

La revisión de la tensión ocular a los 40 años debe ser obligada, incluso antes si es familiar de un enfermo.

La detección precoz del problema y su correcto tratamiento es la mayor garantía para preservar la visión.

Comments

Leave your comment